Ruleteros
Si quiere ver todo el contenido del foro registrese como usuario.

No tendrá publicidad y podrá intercambiar ideas y opiniones con usuarios con su misma inquietud.

Si no, solo podrá acceder a una visión limitada del contenido de estos foros.


If you want to see the entire contents of this forum you must register.

Don't have advertising will be able to exchange ideas and opinions with users with the same curiosity

If not registered, can access only a limited view of the contents of these forums.

Continuando la navegación, usted acepta la utilización de las cookies que los servicios de terceros puedan establecer. Mas información
Hora del foro
Aviso!! Announcement!!
Para ver el contenido del foro en su totalidad, debe estar registrado, sino tendra una version REDUCIDA del mismo.

To view the contents of the forum in its entirety, your must be registered, your not be registered will have a version thereof REDUCED.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 2378 miembros registrados.
El último usuario registrado es JEMINIS1958.

Nuestros miembros han publicado un total de 33674 mensajes en 2498 argumentos.

El tan renombrado y famoso SISTEMA GARCIA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El tan renombrado y famoso SISTEMA GARCIA

Mensaje por zechnas el Sáb Ene 19, 2013 8:21 pm

A nivel Internacional más que nacional siempre se ha tenido éste sistéma como un clásico del mundillo de la ruleta entre los jugadores que más años llevan en el negocio. Quizá por eso de que nadie es profeta en su tierra. Quizá ya va siendo hora de que GARCIA tenga un reconocimiento entre sus paisanos.
Vean y juzguen Uds. mismos.

El Sistema García (el método del "terrible español") *

Dejando pasar la primera jugada de indicación, García jugaba a la intermitencia (o, como dicen
otros, a la ruptura), o sea contra la formación de la serie.

Si la primera jugada había sido, por ejemplo, rojo, apostaba una ficha a negro. Si ganaba, el
juego había terminado y la ficha era guardada. Y como había salido el negro (ya no necesitaba
esperar la jugada indicada), apostaba una ficha a rojo. Buscando la ruptura, y seguía así, de
modo que todas las intermitencias le proporcionaban una ficha de ganancia.

Si perdía la primera jugada, o sea si salía otro rojo, García apostaba tres fichas, siempre a
negro. Si ganaba, su utilidad era de dos fichas y también en este caso el juego quedaba
terminado y había que empezar otro.

Pero si perdía, el español apostaba siete fichas, siempre a negro, o sea siempre contra la
continuación de la serie. Si ganaba, obtenía una utilidad de tres fichas (siete ganadas menos
cuatro perdidas en las jugadas precedentes) y también en este caso el
juego quedaba terminado.

Pero si la tercera jugada también era desfavorable, sus pérdidas habrían llegado a 11.

¿Qué hacía García en esa situación?

No jugaba más buscando la ruptura, sino la formación de serie de siete. Hasta aquel momento,
la máquina había dado cuatro rojos consecutivos; él confiaba en que daría tres más.

Por lo tanto, dividía sus pérdidas en tres apuestas y pasaba a jugar al rojo. Sus pérdidas en
ese momento eran de 11 fichas, y podían ser divididas en tres posturas de 4, 4 y 3 fichas
(4+4+3=11). Las jugaba a rojo en tres jugadas sucesivas. Si ganaba las tres, con la última
recuperaba todas sus pérdidas y obtenía como utilidad neta todas las fichas ganadas en los
grupos de uno, de dos o de tres. El juego quedaba nuevamente terminado y volvía a empezar
desde el principio, esperando primero el agotamiento de la serie (que podía ser de un número
superior a siete) y una nueva jugada de indicación.

Supongamos en cambio, que García hubiese perdido la primera jugada de recuperación con apuesta de 4. Se habría detenido inmediatamente, porque la tentativa había fracasado. El -4 se habría sumado al -11, llevando sus pérdidas a -15.

La última jugada había sido negro. García habría vuelto a empezar por el principio, aplicando
el ascendente truncado 1, 3, 7 a la intermitencia y guardando todas las ganancias obtenidas
en las series de uno, de dos y de tres, hasta encontrar una nueva serie de cuatro que le
habría dado un nuevo pasivo de -11.

Sumados estos -11 a los -15 precedentes, el pasivo habría llegado a -26. Dividido en tres
puestas (de 9, 9 y 8 fichas), habría vuelto a jugar por la formación de la serie de 7.

Como se ve, el juego se divide en dos partes:

La primera parte es la que se efectúa apostando a la intermitencia el ascendente incompleto 1,
3 y 7 y sirve para obtener ganancias.

La segunda parte se realiza apostando a favor de la continuación de la serie durante tres
jugadas consecutivas, con puestas equivalentes a la tercera parte de las pérdidas o pasivo,
y deteniéndose al perder la primera jugada. Sirve para recuperar las pérdidas.

Si se gana la primera jugada de recuperación y se pierde la segunda, el pasivo no habrá
aumentado.

Si se ganan dos jugadas de recuperación y se pierde la tercera, el pasivo habrá disminuido en
un tercio.

Si se ganan las tres jugadas, el juego termina y queda la utilidad proporcionada por la
primera parte del juego.

En otras palabras:

• Las jugadas aisladas dan una ficha de utilidad.
• Las serie de dos dan dos fichas de utilidad.
• Las series de tres dan tres fichas de utilidad.
• Las series de cuatro (las peores) dan once fichas de pérdida, más la tercera parte del pasivo.
• Las series de cinco dan once fichas de pérdida.
• Las series de seis dan once fichas de pérdida, pero recuperan la tercera parte del pasivo.
• Las series de siete (y superiores) dan once fichas de pérdida, pero después recuperan todo el
pasivo, permitiendo cerrar el juego y dejando como ganancia neta todo lo que se ha ganado en
las series de uno, de dos y de tres.

zechnas
Platino
Platino

Cantidad de envíos : 1710
Fecha de inscripción : 17/09/2010
Localización : Gibraltar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.