“Atraco” al casino con un zapato